Relojes de firma con historia propia

Relojes de firma con historia propia

  • diciembre 2019
  • Posted By Subastas Gema
  • 0 Comments

Si hay algo que caracteriza a las firmas de relojes es su propia historia. Son momentos que muestran qué papel desempeñaron los relojes de firma en la historia, qué funcionalidad tienen y qué pueden soportar. Hemos recopilado algunas historias interesantes del mundo de los relojes.

Rolex The Deep Sea Special 1960

Relojes Rolex The Deep Sea Special 1960

En el mercado podemos encontrar una amplia variedad de relojes de buceo de distintas firmas, precios, y estilos pero ninguno de ellos ha conseguido superar a los logros de Rolex.

En 1960, Jacques Picard y Don Walsh se sumergieron a 10916 metros, el punto más profundo de la superficie de la Tierra, en el abismo del Challenger,  localizada a unos 320 kilómetros (200 millas) al sureste de la isla de Guam en la fosa de las Marianas. Rolex creó un modelo especialmente diseñado para esa ocasión, The Deep Sea Special que se colocó en el exterior del Trieste. El principal problema con tales inmersiones es la presión. Los ingenieros de Rolex hicieron un cristal especial que podría soportar presiones 1000 veces más altas que en la superficie de la Tierra y estuvo funcionando sin sufrir ningún daño. Esta aventura fue bien acogida por la élite de la comunidad submarinista, que convirtió a los Rolex en una herramienta esencial convirtiendo varios relojes de la firma en hitos: el Submariner creado en 1953, originalmente probado para una profundidad de 100 metros y hoy a 300 metros; el prototipo de Deep Sea Special de 1960 que soportó la presión en el punto más profundo; el Sea Dweler, presentado en 1967, con resistencia a 610 metros y válvula de helio para protegerlo durante las inmersiones; el Sea-Dweller 4000 de 1978, con resistencia a 1.220 metros; y el revolucionario Rolex Deepsea de 2008, con resistencia 3.900 metros.

Omega Speedmaster Professional

Reloj Omega Speedmaster

Parece difícil encontrar algo más magnífico que el aterrizaje de un hombre en la luna. Y para tal misión, se necesitaba un reloj especial. La NASA eligió a Omega Speedmaster Professional para todo el programa espacial de 1965. Un reloj resistente al agua, a prueba de golpes y con capacidad para soportar una sobrecarga de 12 g. Todos los miembros del equipo Apollo 11 los usaban, incluido Neil Armstrong, el primer hombre en la luna.

En 1969, cuando Buzz Aldrin pisó la superficie lunar, llevaba puesto el Omega Speedmaster Professional, el cronógrafo conocido desde entonces como The Moonwatch, el primer reloj utilizado en la Luna. Posteriormente, Omega se convirtió en socio oficial de la NASA. Con el tiempo, los astronautas le pidieron a la fábrica un dial digital con una pantalla LED o LCD. Pero hubo un problema. El primero, reaccionó a la luz y el segundo a la temperatura. La solución fue el nuevo modelo X-33, único a su manera, que combina lo mejor de los relojes mecánicos y digitales (al ir al espacio exterior, el reloj mostraba el tiempo usando las flechas, y dentro de la ISS usando la pantalla).

Zenith Stratps Flyback Striking 10th

Zenith stratos flyback striking 10th

El 14 de octubre de 2012, se estableció uno de los récords mundiales más impresionantes: una persona superó la barrera del sonido en vuelo libre. El paracaidista y el saltador de base Felix Baumgartner desarrollaron una velocidad de 1342 kilómetros por hora. Cayó desde una altura de más de 39 kilómetros y dio el salto completo en solo 4 minutos y 20 segundos. La muñeca de Félix tenía una versión especial del reloj Zenith Stratps Flyback Striking 10th, que funcionó perfectamente tanto durante el vuelo como después del aterrizaje, aguantando su velocidad, una temperatura de hasta 62ºC y un cambio brusco de presión.

Tudor y la Guerra de Vietnam

Reloj Tudor guerra vietnam

La guerra de Vietnam se convirtió en uno de los mayores conflictos del siglo XX. El número de muertos y fallecidos superó los cuatro millones de personas, las principales fuerzas políticas de la época (Estados Unidos y la URSS) estuvieron involucradas en la guerra. Y es en tales condiciones que aparecen las historias humanas más inusuales.

Recientemente se ha publicado la historia del primer teniente Barry Jones y su reloj Tudor. A una edad temprana, Barry se unió al Cuerpo de Marines de los EE. UU. Necesitaba un reloj de buceo fuerte y confiable para la cuenta regresiva al bucear. Sabía que Rolex sería una opción confiable, pero en una tienda, Barry se topó con el mismo Tudor y decidió comprarlo. Ya durante la guerra, Barry, junto con su escuadrón, se abrió paso a través de la jungla cuando una bala lo golpeó de repente. Ya en el hospital quedó claro que la bala se metió en su mano y golpeó el reloj. En el cuerpo era visible la curvatura del contacto. Este reloj no ha estado funcionando durante mucho tiempo, pero para Barry se ha convertido en un símbolo del tiempo pasado, un recordatorio.

Si eres coleccionistas de relojes, te gustan o simplemente quieres regalar un reloj de firma a alguien, echa un vistazo a nuestra tienda online y descubre el amplio surtido de piezas que tenemos, todos procedentes de subastas que hemos celebrado por lo que su precio de venta es el mínimo de salida de la subasta correspondiente.

Además, si quieres, puedes suscribirte a nuestro newsletter para ser el primer@ en enterarte de nuestras novedades, recibir nuestro catálogo mensual con los lotes que saldrán a subasta…

Otros post que pueden interesarte:

Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Close [X]