Perlas cultivadas

Perlas cultivadas

  • diciembre 2013
  • Posted By Subastas Gema
  • 0 Comments

Las perlas cultivadas con aquellas perlas que han crecido bajo un proceso en el que han intervenido personas. Con esto, nos referimos a que, a diferencia de las perlas naturales, que se forman por casualidad, las perlas cultivadas han sido manejadas por el hombre. De hecho, hoy en día, se cultivan la mayoría de las perlas.Formación de las perlas cultivadas

El proceso se realiza a través de insertar un objeto en un molusco, ostras vivas, en el fondo del mar. Las piedras preciosas deben pulirse antes de que se muestre su belleza, en cambio las perlas cultivadas no necesitas tratamientos para mostrarse tal como las conocemos.

Ese brillo característico se debe a que nacen de ostras madres que ya tienen dicho brillo. Una perla comienza su formación cuando un objeto extraño se aloja por casualidad en el cuerpo suave de la ostra, sin que pueda expulsarse, iniciándose así una acción defensiva. La ostra entonces segrega una sustancia cristalina lisa alrededor del objeto irritante para protegerse. Es lo que llamamos nácar. Siempre que el cuerpo extraño esté dentro de la ostra, esta seguirá segregando nácar, capa tras capa. El resultado es la perla.

perlas-cultivadas

Historia e origen de las perlas cultivadas

Las perlas cultivadas como las conocemos hoy en día provienen de descubrimientos realizados a finales del siglo XIX y XX, por parte de los investigadores japoneses Tatsuhei Mise, Tokichi Nishikawa, y  Kokichi Mikimoto. La carrera de Mikimoto se centró en la producción de perlas Mabe, que desembocan en perlas redondas con una técnica que involucra el tejido y la inserción de abalorios en la gónada de un molusco Akoya, patentando dicha técnica en 1916.

Tras esto, se empezó a cultivar de forma constante la perla, en grandes cantidades. Las perlas cultivadas podían ser “diseñadas” desde el principio, a diferencia de las naturales, que a pesar de tener diferentes formas, tamaños y calidades, son más difíciles de encontrar.

Actualmente, la perla cultivada supera la perla natural con la producción de perlas de agua dulce cultivadas, del Mar del Sur, Tahiti y las perlas Akoya originales de Mikimoto.

Tipos de perlas cultivadas

Existen diferentes tipos de cultivo para la formación de perlas cultivadas, que son:

  • Cultivo con nucleación biológica: se trata de un cultivo por medios naturales en el que el hombre provoca la creación de la perla, implantando pequeños cuerpos orgánicos, o pequeñas perlas, que se depositan en el interior de la ostra, produciéndose el nácar y generándose entonces la perla.
  • Cultivo con nucleación sintética: se trata de insertar un núcleo sintético que sirve de base para las sucesivas capas de nácar, y con el propósito de obtener perlas redondas. Este período se da entre uno y tres años. Una técnica que procede de Japón, con la que la mayoría de las perlas que se producen se realizan con dicha técnica. Se forman perlas muy redondas, lustrosas, con un tamaño inferior a 10 mm y con un bajo espesor en nácar.
  • Granjas de cultivo: actualmente este es el lugar donde se desarrollan las perlas cultivadas, en granjas controladas donde se emplean técnicas del cultivo, con las que se ha sustituido la perla natural por estas nuevas técnicas. Se encuentran en mares y ríos, y la calidad de la perla final depende de la calidad del agua, la estabilidad de las olas, la temperatura, sales, etc..
  • Perla cultivada freshwater (china de agua dulce): se da en China, Japón y EEUU, en agua dulce, y se pueden producir cuatro o más perlas a la vez, con diferentes formas y colores. Su cultivo oscila entre los 3 y 8 años. Tienen mucho nácar, formas, colores y tamaños, llegando a los 16 mm.
  • Perlas japonesas: proceden de la ostra Akoya, de agua salada y se cultivan en Japón. Son casi perfectamente redondas con diferentes tonos, que varían según el proceso de cultivo, obteniendo blancos, rosas y cremas.
  • Perla akoya cultivada en China: también provienen de la ostra Akoya de agua salada. Se producen sin alcanzar una gran calidad técnica, con lo que la cantidad de producción no es muy alta.
  • Perlas del mar del sur (australianas): se cultivan en aguas saladas del norte de Australia y sureste de Asia por la ostra pinctada máxima, destacando por lo lustrosas que son, y cuyo tiempo de cultivación está entre los 3 y 8 años.
  • Perlas de tahití: se cultivan sobre todo en la Polinesia francesa, no en Tahití como sugiere su nombre, existiendo en una gama de colores muy amplia, que va desde los grises hasta los dorados. Se cultivan con un período de tiempo que oscila entre los 2 y 3 años.
  • Perlas Mabe: se forman cuando uno o más núcleos de concha o plástico son pegados a la concha de la ostra; la reacción de la ostra es la secreción de capas de nácar, como defensa. La perla se cosecha después de un período de 6 a 24 meses.

 

 

Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Close [X]