Perlas cultivadas, perlas naturales y perlas de imitación

Perlas cultivadas, perlas naturales y perlas de imitación

  • agosto 2014
  • Posted By Subastas Gema
  • 0 Comments

En el artículo de hoy os voy a comentar algunas características de las perlas cultivadas y las perlas naturales. Tanto las perlas cultivadas como las naturales son perlas auténticas siendo la única diferencia entre ellas la manera en que se forman. Mientras que las perlas naturales se generan de forma natural, las perlas cultivadas se forman por la intervención humana.


Las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño entra en el cuerpo del molusco. El molusco cubre dicho cuerpo extraño con una combinación de cristales y proteínas, formando así el nácar. El proceso completo dura unos 10 años.
La intervención humana en el proceso de creación de la perla cultivada consiste en la preparación de las ostras en granjas, control de la temperatura, la higiene o las corrientes de agua, entre otros muchos factores. En la actualidad, el 95% de las perlas comercializadas son perlas cultivadas.

perlas cultivadas

Como distinguir una perla de imitación

Las perlas de imitación, son las creadas a partir de vidrio, cerámica o plástico y barnizadas posteriormente para darles la apariencia de una perla real, aunque ni por asomo tienen el valor de una joya real. A veces, el proceso de fabricación de estas perlas de imitación es tan complejo, que puede resultarnos difícil distinguir entre una perla auténtica y una de imitación.

perlas cultivadas cierre oculto
Una forma bastante extendida de comprobar la autenticidad de una perla es rozarla con los dientes. Cuando acercamos los dientes a la superficie de una perla cultivada o natural, notaremos enseguida una sensación arenosa. Si por el contrario, al rozar la perla con los dientes notamos una superficie suave e impoluta, nos encontraremos ante una perla de imitación.
Otra forma de distinguir las perlas de imitación es rascar el orificio de la perla con la uña. Si al rascar la perla obtenemos un fino polvo, estaremos ante una perla auténtica, mientras que si la perla se pela o se desconcha sabremos que se trata de una imitación

Algunos consejos para el cuidado de las perlas

Puede que algunas de tus perlas hayan adquirido un color amarillento con el paso del tiempo. Esto puede ser debido al contacto con algún ácido o a la degradación natural propia de la perla.
Para alargar la vida de las perlas, una buena idea es pasarles un paño húmedo con el objetivo de mantener el nivel de humedad constante en todas las capas exteriores de la perla.
Para eliminar la suciedad incrustada en las perlas, podemos sumergirlas en agua con bicarbonato. No hay ningún peligro para la perla, y puede tener resultados muy buenos.
Otro buen consejo que quiero darte es el de quitarte las perlas cuando vayas a darte una ducha o baño. Dado que los champús tienen un pH inferior al del agua natural, además de otros elementos químico, hacen su contacto con las perlas no sea recomendable

Si este artículo te ha resultado interesante, te recomiendo que visites este otro sobre perlas australianas.

Más cosas interesantes sobre perlas

Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Close [X]