Cómo limpiar joyas de oro

Cómo limpiar joyas de oro

  • agosto 2014
  • Posted By Subastas Gema
  • 0 Comments

Después de contarte cómo podías recuperar el brillo de tus joyas de plata en, en esta ocasión vamos a ver unos consejos y recomendaciones para limpiar nuestras joyas de oro. Si bien las joyas de oro no pierden tanto el brillo como las de plata, es cierto que en contacto con cremas, lociones o por el uso, parezcan más antiguas de lo que realmente son.

Existen varios métodos para limpiar joyas de oro y que recuperen su brillo inicial.

Limpiar las joyas de oro con detergente suave

Necesitaremos un pequeño cuenco con agua tibia y unas gotas de detergente líquido suave. La temperatura del agua es muy importante, ya que el agua muy caliente puede afectar a algunas piedras preciosas que pudiera llevar el anillo incrustadas.

Dejando las joyas de oro unos 15 minutos a remojo en la mezcla de agua tibia con detergente suave conseguiremos que éste penetre por todas las pequeñas rendijas donde haya podido incrustarse suciedad. Después, sacaremos las joyas del agua y las frotaremos suavemente con un cepillo de dientes. Nunca debemos utilizar un cepillo con cerdas demasiado fuertes, ya que afectarían a la joya. Cuánto más suave sea el cepillo, mejor función realizará.

Una vez hayamos frotado bien todas las grietas y rincones de nuestras joyas de oro, procederemos a limpiarlas con agua. Si lo haces en el lavabo del cuarto de baño o en algún fregadero, no olvides tapar bien el desagüe, para evitar disgustos. Para finalizar el proceso solo nos quedará secar nuestras joyas de oro con un paño suave.

Limpiar las joyas de oro con amoníaco

No está recomendado utilizar este método de limpieza de oro demasiado a menudo, ya que al ser una sustancia caustica, podría dañar las joyas si lo utilizamos en muchas ocasiones. Mezclaremos el amoníaco con el agua en una proporción de 1 a 6 y meteremos las joyas en la mezcla durante 1 minuto como máximo.

Lo ideal es volcar las joyas en un colador y enjuagarlas con abundante agua para eliminar cualquier rastro de amoníaco. Una vez bien limpias, procederemos a secar y a eliminar las imperfecciones que hubieran podido quedar en la joya.

Limpiar joyas de oro con piedras preciosas pegadas

Son muchas las joyas que tienen gemas pegadas, como los pendientes, y no es recomendable sumergirlas en agua tibia para limpiarlas ni tampoco cepillarlas, ya que las piedras preciosas podrían desprenderse al verse afectado el pegamento por la mezcla.

Evidentemente, tendremos que limpiar estas joyas con mucho más cuidado. Nos servirá la mezcla que comento en el punto 1 (mezcla de agua tibia con detergente suave). Empaparemos un paño suave en esta solución y frotaremos con cuidado las joyas, haciendo hincapié en las zonas que puedan albergar más suciedad, como todos los pliegues o grietas. Para finalizar, solo nos quedará limpiar las joyas de espuma y secarlas.

Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Close [X]